Posted on

Mantener el sistema eléctrico del vehículo en plena forma

Tu vehículo depende de su sistema eléctrico para hacer una gran cantidad de cosas, desde arrancar el motor hasta hacer funcionar el equipo de seguridad. Y como cualquier sistema de vehículo, necesita cuidado y respeto para funcionar al máximo. Pero, ¿cómo se mantiene un sistema eléctrico automotriz funcionando al máximo?

Diseñar programas de mantenimiento

Al igual que el aceite, las llantas y otros sistemas automotrices para los vehículos, incluso el vehículo más cuidado necesita un mantenimiento regular para su sistema eléctrico. Limpia y reemplaza los Terminales de la batería, verifica las correas y los fusibles y realiza pruebas en su cableado según sea necesario. Cada vehículo tendrá un mantenimiento recomendado en su manual, así que léelo atentamente y sigue sus instrucciones para mantener el sistema eléctrico.

Escucha a tu vehículo

Hay muchas señales de que el sistema eléctrico de un vehículo está empezando a funcionar mal. La más obvia es que el motor no gira, por supuesto, pero hay muchos otros signos sutiles. Atenuar o aumentar el brillo de los faros, respuesta lenta de los sistemas del vehículo que dependen de la electricidad, atascos, malos olores … Si ves señales de que algo anda mal, abre el capó y comienza a mirar el cableado.

Protege los Circuitos

Uno de los problemas eléctricos más peligrosos que puede tener es una sobrecarga. Los cables de los automóviles solo pueden consumir un máximo de amperaje, y una sobre tensión repentina puede hacer estallar los cables, detener tu vehículo en medio de la operación y, en casos extremos, incluso causar explosiones e incendios. Así que tómate un momento y asegúrate de tener la protección del circuito mediante los fusibles adecuados y modifícalos si no estás satisfecho con lo que está actualmente en su lugar. Pregúntate qué es más barato; reemplazar un fusible o reemplazar el vehículo?

Comprueba si hay corrosión o tensión en los cables

Cualquier cableado correrá el riesgo de corrosión, especialmente en vehículos que están expuestos a los elementos o que se trabajan duro sin romperse durante un largo período de tiempo. 
La humedad arruina muchos sistemas de vehículos, pero el cableado especialmente puede ser propenso a dañarse en climas húmedos. Realiza inspecciones periódicas de su cableado y observa de cerca si hay signos de oxidación, aislamiento desgastado. Sella el compartimiento del motor contra la humedad tanto como pueda. Y después de una fuerte tormenta o un momento difícil similar en el clima, revisa el cableado y asegúrate de que no tenga agua en el compartimiento del motor.

El sistema eléctrico del vehículo es clave para un buen funcionamiento; asegúrate de que esté debidamente protegido y cuidado.

Y esto es todo por hoy, la mayoría de estas recomendaciones seguro que ya las conoces pero recordarlas siempre va bien dada su importancia, como siempre, cualquier duda o comentario estaremos encantados de responder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.